Cómo limpiar la vieira paso a paso

¿Sabes cómo limpiar la vieira en casa? Es un proceso que hay que conocer bien para evitar dañar la vieira al abordarlo. Es un paso clave para disfrutar al máximo de sus cualidades y valores organolépticos

Te mostramos cómo hacerlo.

¿Qué necesitas para limpiar la vieira?

No requiere que dispongas de ninguna herramienta extraña o especializada. Pero sí necesitas algunos utensilios que probablemente ya tengas en tu cocina.

  • Un cepillo.
  • Una tijera de cocina.
  • Un abridor de ostras o, en su defecto, una puntilla o algún otro tipo de cuchillo pequeño con punta.
  • Una cucharilla.
  • Un paño de cocina.

Cómo limpiar la vieira paso a paso

Vamos a mostrarte cómo se limpian las vieiras de forma sencilla. Para que puedas hacerlo tú mismo si lo deseas. Y, si prefieres ahorrarte este trabajo, te lo ponemos fácil: la vieira de Porto de Cambados se vende ya limpia y eviscerada lista para ser cocinada y disfrutada en la mesa. 

Para que sea más sencillo vamos a ver el proceso de limpieza de una vieira paso a paso. Lo más importante es que conozcas de antemano qué necesitas y cuáles son los pasos a dar.  Y que tengas decisión, que no te asuste aprender cómo limpiar la vieira. Así el proceso será más rápido y el resultado mejor. 

Cómo limpiar la vieira concha

1. Cepilla la concha

En muchas preparaciones tradicionales y otras modernas, la vieira se sirve en su concha. Por eso es importante que esté bien limpia. Pero no es el único motivo. Al limpiar el exterior logras que la manipulación sea más higiénica, y te aseguras de no dañar la parte comestible del molusco.

Puedes ser enérgico en el cepillado bajo el grifo de agua fría

2.- Prepárate para abrir la vieira

No tengas miedo porque es sencillo. Pero es importante que lo hagas de la forma adecuada. Así no te harás daño ni dañarás el producto.

¿Has visto que en ocasiones las vieiras se abren sobre un paño de cocina limpio? Esto es por dos motivos. Por un lado, así evitas que se resbalen. Algo clave para no cortarte y para hacerlo con mayor agilidad y rapidez. Y, por otro, el paño protege tu mano si no tienes experiencia y abordas este proceso con miedo.

También puedes abrirlas sujetando su concha curva sobre la palma de la mano, como los expertos.

Saca todo lo que necesitas, ¡y a ello!

3.- Abre la vieira

Introduce el abridor o puntilla uno o dos centímetros cerca de la charnela. Es la articulación que une ambas valvas de la vieira

No hundas más la puntilla. Así evitarás dañar la vieira y que la herramienta se rompa. Da un giro de muñeca suave pero firme para hacer palanca. Sin miedo. Así, en un instante y de forma segura, tendrás abierta la viera, sin más dificultad.

4.- Separa la vieira de su concha superior

Y ahora, ¿cómo limpiar la vieira? Es un momento delicado, pero sencillo. Con el cuchillo bien limpio separa a ras de concha la valva plana de la carne. Hazlo con delicadeza y siguiendo el perfil interior de la concha.

Una vez lo hayas hecho, ya puedes retirar esta concha plana. Deséchala, no la necesitas.

5.- Separa la concha inferior

Es el momento de seguir y separar ahora la vieira de la concha inferior. Puedes ayudarte con una cuchara o una cucharilla si te resulta más cómodo.  O, si lo prefieres, hacerlo a ras de concha con el cuchillo, de forma similar al punto anterior. 

Eso sí, si usas el mismo cuchillo, enjuágalo antes. Cuando hablamos de cómo limpiar la vieira la limpieza de las manos y utensilios es también muy importante.

6.- Llega el momento clave: cómo limpiar la vieira

Y no es que hasta ahora no lo hayas hecho porque todos los pasos anteriores son necesarios. Pero el siguiente paso es clave para la limpieza de las vieiras.

Para ello, retira la telilla o membrana que rodea la vieira. Es lo que coloquialmente se conoce como retirar las babas. También hay que desechar los órganos oscuros, con los dedos o, si te resulta más cómodo, con ayuda de unas tijeras de cocina.

Una vez tengas el coral (la parte naranja) y el abductor (la parte blanca) lávalos con agua fría. Con delicadeza pero sin temor. 

Si vas a laminar o filetear la parte blanca recuerda limpiar primero el cuchillo o usar otro diferente.

7.- Y ya puedes cocinar las vieiras

Los siguientes pasos ya son cocinar y degustar. Así de sencillo.

Trucos para limpiar vieiras

  • Usa un cepillo de cerdas duras. Limpiar la vieira será más fácil y rápido.
  • El agua, siempre fría y dulce. Tanto para limpiar las conchas como para en el paso final limpiar la parte comestible de la vieira
Comprar vieira limpia

Aprender cómo limpiar la vieira o comprarla limpia: tú eliges

¿Te agobia pensar en cómo limpiar la vieira ahora que conoces el proceso? No te preocupes. En Porto de Cambados te lo ponemos fácil. Todas nuestras vieiras llegan a nuestros clientes limpias y evisceradas. Solo tienen que cocinarlas y disfrutar de este manjar. 

Entonces, ¿por qué mostramos cómo limpiar la vieira? 

En esta zona de la costa gallega el consumo de este producto es parte de nuestra identidad. Hemos crecido con él. Es una constante en nuestras vidas. Su captura, limpieza y cocinado lo hemos visto desde la infancia. Y para quienes trabajamos en  Porto de Cambados es importante dar a conocer el mimo con que tratamos este producto para enviarlo a nuestros clientes y hacer felices a quienes las degustan.

Mostrándote cómo hacerlo te damos la libertad para que prepares vieiras en casa. Estamos tan seguros de que nuestro producto es el mejor en su género que sabemos que al probarlo apreciarás la diferencia.

Además, enseñar cómo limpiar la vieira pone en valor el trabajo realizado en nuestra cofradía para que llegue a restaurantes y hogares lista para ser cocinada. Es también un homenaje a nuestros mayores. Especialmente a las madres y abuelas que generaciones atrás eran quienes tradicionalmente se ocupaban de ello.

Artículos relacionados

Partes de la zamburiña, ¿las conoces?

Partes de la zamburiña, ¿las conoces?

¿Conoces las partes de la zamburiña? Es importante a la hora de limpiar y cocinar este molusco bivalvo. No solo distinguir entre las partes externas e internas. O entre las comestibles y las que no lo son. Si te apasiona este producto o te intriga, te gustará conocerlo mejor y descubrir cuáles son las distintas partes que lo forman.